Hanna

Hanna

PeruVinicunca

Vinicunca y las montañas arco iris

Vinicunca las montañas arco iris vamos!

En primer lugar, quiero decir unas palabras sobre nuestros dos acompañantes un poco «fuera de lo común».

Pau nuestro conductor con su pañuelo en la frente como un perfecto inka es un amante del café muy agradable y genial.

Para empezar, habíamos descubierto que llevaba su cafetera «italiana» y su cafè!

Qué tipo tan extraordinario… también tenía su cámara siempre lista en el automóvil pronto a detenerse y fotografiar cualquier cosa, animales o paisajes que lo inspiraran.

Esmila, una mujer entrañable, pequeña, de extrema amabilidad y sensibilidad, con el alma que combina el misticismo incaico y una dulzura casi infantil. De etnia quechua , tenía una voz casi susurrante y alegre.

Para resumir, la carga de energía de Esmila nos ha contagiado y estimulados especialmente en los momentos más difíciles de caminar en altitud. De hecho, gracias a ella hemos llegado Vinicunca a las montañas arco iris.

Así que agradezco a estos dos guías por el día inolvidable en Vinicunca, las montañas arco iris.

A las 4:30 estábamos en el vestíbulo del hotel y nos esperaban Esmila y Pau de peruresponsabile.

Y finalmente nos fuimos con Pau conduciendo y Esmila explicando cómo sería el viaje y, en otras palabras, qué era lo que nos esperaba el día.

Tomamos el camino en dirección a Puno y después de aproximadamente dos horas giramos hacia las montañas y comenzamos un viaje por un camino de tierra, a la media hora apeoximadamente Pau se detuvo frente a una casa para desayunar.

Era una casa sencilla y humilde (típica del Perú). Una casa de dos pisos, como las demás de la zona.

Subimos al segundo piso y entramos en una habitación donde había dos mesas cargadas de cruasanes de chocolate, queso, huevos y, por supuesto, mate de coca.

Después, Pau se había organizado a un lado de la habitación (evidentemente ya conocido por él) con camping gas, su cafetera y preparò un optimo café … ¡estupendo!

La verdad fuè un rico desayuno.

Estuvimos a más de 3500 m.s.n.m. y después desayuno, continuamos para Vinicunca las montañas arco iris

El camino (probablemente un camino inka) siguió en zigzag, sin pavimentar y con algunas alpacas que ocasionalmente cruzaban la carretera. Al final, después de una hora más o menos, llegamos a Quesoyuni , en un aparcamiento y donde empieza la ruta a pie.

Ti piace il nostro blog?

 Vinicunca le montagne arcobaleno
Estábamos a 4200m s.n.m.

Era una especie de terreno limitado al estacionamiento de automóviles a partir de lo cual empezaba un estrecho camino de tierra roja, que se perdía en la distancia hacia Vinicunca las montañas arco iris.

Había muchas gente, especialmente turistas armados con palos de trakking que emprendían el camino hacia Vinicunca las montañas arco iris.

También había unos pocos caballos flacos, mantenidos por las bridas por hombres y mujeres con sus coloridos trajes y sombreros redondos y de muchos colores, como un cuenco, del que bajaban pequeños colgantes de lana roja.

Los pobres caballos, aunque era temprano (debían ser las 9:00am), ya estaban cansados ​​a esa hora de la mañana. Eran pequeños y delgados y no solo tenían que soportar el peso de algunos turistas hasta Vinicunca , sino también correr hacia atrás para no perder la oportunidad de cargar al próximo turista. Así durante todo el día y probablemente todos los días de la semana.

Quiero decir que no me gustó esta explotación innoble de caballos en Vinicunca las montañas arco iris.

Pau no nos acompañó, pero nos habría esperado allí en el aparcamiento. Nos saludó y se fué, a su vez, con su cámara, hacia una pequeña llanura donde pastaban las alpacas y las llamas.

Vinicunca le montagne arcobaleno
Pau – Peruresponsabile.it

Esmila nos instó a ponernos en marcha en dirección del camino ‘rojo’ ya que el paseo que nos esperaba era largo (creo que al menos 3 km) y sobre todo muy difícil debido a la altitud.

Comenzamos a caminar por este recorrido de tierra que a veces era cuesta arriba y a veces en llanura.

Vinicunca le Montagne arcobaleno - Camminata a 5000 metri En realidad, había dos caminos paralelos: uno pequeño, más estrecho y maltratado, para el paso de los caballos, mientras que el otro era ligeramente más ancho y reservado para las personas.

La altitud se hizo sentir, era difícil caminar y por esta razón respirar.

Admito que hubo momentos en los que me hubiera detenido, renunciando a la meta que se veía muy, muy lejos … ¡demasiado lejos!

Esmila estuvo siempre a nuestro lado, instándonos en momentos de desesperación y esperándonos si nos deteníamos para descansar. Tenía una bombona de oxígeno en su mochila para usar en una emergencia, sin embargo, ¡no la necesitamos, por suerte!

Caminar a esa altitud fue muy agotador, ¡Tanto que en algunos momentos el corazón parecía querer salir del pecho!

Después de más de la mitad del camino, a unos 4700m s.l.m., Esmila se detuvo y nos reunió a un lado de la carretera cerca de una roca «Apacheta» (piedras puestas una encima de la otra).

Aquí, se quitó la mochila de los hombros y sacó una pequeña manta bordada y colocó un puñado de hojas de coca y un frasco de perfume.

Nos hizo colocar en semicírculo frente a la roca y comenzó a recitar una larga oración, parte en quechua, parte en español y parte en italiano.

En resumen, lo que logré entender fue cuando en español agradeció a la Pachamama , el Apu Ausangate , el Inka y nosotros: la familia italiana después de lo cual, cuando habló quechua , ¡no hace falta decir que lo que dijo fue absolutamente incomprensible!

Fue un momento gracioso al principio, nos sentimos casi ridículos, pero luego la espiritualidad de esta mujer de alguna manera me fascinó.

De hecho, imaginé participar en un antiguo rito inka en el que ofrecíamos al viento las hojas de coca impregnadas de perfume, con la oración de una vida pacífica y saludable.

Durante este breve descanso espiritual, observé las montañas que nos rodeaban … ¡eran maravillosas! A la izquierda había un pico nevado con un pequeño estanque debajo.

Vinicunca - panoramaAlgunas alpacas blancas pastaban a lo largo de las laderas de las montañas. A nuestra derecha había una montaña que tenía los colores amarillo, verde y rojo.

Estábamos rodeados de montañas…

Reanudamos nuestra caminata para llegar a nuestro destino Vinicunca las montañas arco iris … ¡quedaba poco!

¡La última parte que nos separó de la cima fue una escalada! ¡No pensamos que podríamos hacerlo pero con gran esfuerzo lo hicimos!

¡Finalmente hemos llegado, 5061m a.s.l.! ¡Más alto que nuestro Mont Blanc!

Estábamos justo en frente de Vinicunca, las montañas arco iris

Vinicunca le montagne arcobaleno ¡Qué emoción! Nunca había visto algo parecido. Los colores se destacaban perfectamente como cortinas de algodón, cada uno de un color diferente que descendía a los lados de la montaña.

En Vinicunca, las montañas del arco iris se enfrentaron al Apu Ausangate, un macizo de más de 6300 m.s.n.m. con vistas al valle de abajo.

A la derecha, el camino por el que acabábamos de andar parecía una larga serpiente perdida en las montañas, hasta donde alcanzaba la vista.

¡Un paisaje marciano, tierra roja, montañas arco iris, glaciares y montañas, montañas por todos los lados! ¡Los picos se podían ver en todas partes!

¡Fue una experiencia única! Creo que es una experiencia imposible perderse si viajas a Perú.

Mientras estábamos sentados para descansar y fotografiar, fui secuestrada a la vista de tres halcones que volaron sobre nosotros.

Vinicunca le montagne colorate ospitano i falchioloEn cierto momento me di cuenta de que seguramente eran dos machos que rivalizaban entre sí por la única hembra que de vez en cuando intentaba aterrizar…

Los halcones machos se exhibían alternandose alrededor de la pobre hembra con el intento de conquistarla.

¡Habré tomado cientos de fotos!

Finalmente, Esmila nos llamó para volver al automóvil y el camino que teníamos que recorrer era el mismo que el viaje de ida, un poco más cuesta abajo.

El regreso al aparcamiento no fue menos agotador, por la sencilla razón de que nos faltaba el oxígeno.

En cualquier caso, nos llevó más de una hora y finalmente llegamos al aparcamiento.

Aunque ya era tarde, Pau estaba allí esperándonos con curiosidad por saber cuál había sido nuestra impresión en Vinicunca las montañas arco iris.

Aunque tratamos de explicar las emociones que sentimos, no creo que logramos encontrar las palabras correctas.

Regresamos a Cuzco por la noche, muy cansados pero feliz de haber alcanzado un objetivo tan exigente: Vinicunca las montañas arco iris por encima de 5000m.

A la puerta del hotel, agradecimos a nuestros dos guías y nos despedimos con la esperanza de volver a vernos nuevamente en un viaje futuro.

Al día siguiente teníamos que tomar un avión a Lima y luego otro a Roma.

Este viaje al Tawantisuyo fue uno de los mejores viajes que he hecho. Hasta ahora…

0
Machu PicchuPeru

Machu Picchu el santuario Inka

santuario machupicchu

Machu Picchu, el santuario de Inka

“Entonces en la escala de la tierra he subido entre la atroz maraña de las selvas perdidas hasta ti, Macchu Picchu.
Alta ciudad de piedras escalares, por fin morada del que lo terrestre no escondió en las dormidas vestiduras.
En ti, como dos líneas paralelas, la cuna del relámpago y del hombre se mecían en un viento de espinas. … »

Pablo Neruda

A las 5:00 ya estaba de pie y respondía a mensajes preocupados de Italia porque había llegado la noticia de un fuerte terremoto en Perú (8,3 grados), del cual, afortunadamente, no nos enteramos porqué el epicentro fue bastante lejos de nosotros.

Después de tranquilizar a la familia y preparar la mochila para la excursión, bajé a desayunar donde Anna me estaba esperando.

Un rapido desayuno y nos fuimos inmediatamente a buscar el autobús que nos llevaría a Machu Picchu, el Santuario Inka . Había niebla, no obstante el autobús salió temprano.

Luego tomó un camino hecho de curvas cerradas entre la niebla. Desde la ventana observamos un panorama de montañas tapizadas por árboles y plantas entrelazadas entre sí, lo que creó un único paisaje verde.

A medida que subíamos, la niebla iba despejándose y de pronto aparecía Machu Picchu el santuario de los Incas , que se abría paso entre la niebla.

Estaba emocionada, no podía respirar y no quería perder ni siquiera por un momento esa visión …

¡Estaba extasiada!

En fin, fue como tocar el cielo con un dedo. Ese sueño que había estado esperando durante mucho tiempo se había hecho realidad.
Machu Picchu el santuario Inka

Ti piace il nostro blog?

El autobús finalmente llegó a su destino. Salimos corriendo hacia la entrada. Teníamos dos entradas cada una: una para Waynapicchu y la otra para las ruinas de Machu Picchu, el Santuario Inka .

En la taquilla nos informaron que una vez que regresamos de Waynapicchu tendríamos que pasar de nuevo por esa entrada para ingresar para visitar el Santuario entregando el otro ticket .

Machu Picchu el santuario Inka Más allá de las puertas seguimos las señales para Waynapicchu un camino cuesta arriba.

El camino cruzó la parte inferior del santuario entre rocas y grandes espacios verdes.

Durante el paseo hacia la pequeña Montaña (Waynapicchu) pudimos ver Machu Picchu, el Santuario Inka sin turistas, en un silencio interrumpido solo por los pájaros que volaban a baja altitud.

Estábamos rodeados de varios tonos de verde, en particular el claro de los césped, así como el oscuro de los árboles de las montañas y el verde de la selva, con un tono ni demasiado oscuro ni demasiado claro …

Todo era verde, aparte de las rocas y las piedras de las construcciones inka que destacaban entre los varios verdes.

Llegamos frente a otras puertas cerradas … abrirían a las 7:00 y todavía era temprano. Nos alineamos con los demás turistas, no éramos más de diez personas.

Finalmente abrieron las puertas a las 7:00 en punto y, para ir más allá de las puertas a Waynapicchu.

Tuvimos que firmar un libro añadiendo la hora de entrada.

En la salida tuvimos que repetir lo mismo, escribimos la hora de salida de Waynapicchu : era la forma de asegurar de que las personas que habían subido a la montaña también habían bajado sin problemas.

La entrada a Waynapicchu está limitada a 400 personas por día: cada dos horas pueden acceder cien personas y nada más, y esto por la sencilla razón de que el camino y las escaleras para llegar a la cima de la montaña son estrechos y un embotellamiento puede ser peligroso.

Eran las 7:05 y comenzamos nuestra ‘aventura’.

Waynapicchu es otra montaña sagrada muy importante « Apu «, donde apreciamos los «andenes», muros de contención y casas que nunca se completaron.

Hemos escalado más de 2000 ásperos escalones, en su mayoría rotos, a veces altos a veces bajos, o simples agujeros tallados en la roca.

El sendero era estrecho pero, a diferencia de las muchas advertencias y recomendaciones de Fanny y otras personas no era tan peligroso , de hecho no había barrancos y casi siempre había una barandilla de acero que servía de apoyo tanto para subir como para bajar.

Por supuesto, la subida como la bajada son muy duros y seguramente hay que ser que entrenado, pero la verdad es que es una aventura que merece la pena vivirla una vez en Machu Picchu, el Santuario Inka.

Subimos entre las plantas silvestres que en algunos lugares ocultaban el panorama de las montañas y del río debajo de nosotros. Casi en la cima de la cumbre, subimos unos veinte escalones altos, estrechos y poco profundos, ¡practicamente subimos a cuatro patas!

Finalmente, después de más de una hora, llegamos a la cima de la montaña (unos 2.700 m snm) y el panorama que se abría ante nosotros era inmenso, hermoso!

Machu Picchu el santuario Inka

En un instante, el cansancio y las expectativas desaparecieron. ¡El espectáculo de la naturaleza y del trabajo del hombre compensaron el sacrificio! Estábamos por encima de las ruinas de Machu Picchu, el santuario inca iluminado por el sol que, mientras tanto, salió entre las nieblas.

Tomamos fotos de las montañas que se alzaban austeras detrás de Machu Picchu, el Santuario Inka . El río parecía un pequeño hilo plateado.

En Machu Picchu, el santuario de los Incas, se estaba llenando de turistas que, vistos desde arriba, parecían hormigas de colores.

Por muchas fotos que ha tomado, no creo que haya una imagen que pueda dar la idea de lo que sentía viendo lo que los Inkas habían dejado, o más bien abandonado ¡Me sentía feliz, cansada, pero muy feliz!

Tuvimos que regresar, teníamos cita con las chicas y Fanny a las 10:00 en la casa del guardian y se estaba haciendo tarde.

Machu Picchu el santuario Inka
Cincillà

Lentamente bajamos no con poca dificultad, hasta cruzar las puertas de Waynapicchu en la dirección opuesta y escribir, al lado de la hora de entrada, la hora de salida, 9:30 .

El sitio arqueológico de Machu Picchu, el Santuario Inka estaba lleno de gente. Tuvimos que volver a la entrada, sellar el pasaporte con el sello de Machu Picchu y acceder nuevamente al santuario pasando por las mismas puertas que habíamos cruzado a las 7:00.

A las 10:00 nos juntamos con las chicas en la Casa del Guardián y, después de fotos, historias, descanso y mucha agua, Fanny (di peruresponsabile.it ) nos guió en el mundo de Machu Picchu, el Santuario Inka.

El santuario està dividido en tres sectores principales: Urbano , Agrícola y Foso seco .

El sector Urbano incluye casas, templos, talleres, almacenes, etc.

La ciudad tiene 8 calles y fue construida para capturar la mayor cantidad de luz y calor solar.

El área urbanizada de la ciudad tiene 530m de largo y 200m de ancho.

 Machu Picchu el santuario Inka

Nuestra visita tuvo lugar principalmente en el sector urbano.

Entramos por la calle principal, pasando por la puerta de acceso.

Visitamos el Templo del Sol , una estructura semicircular construida sobre una roca que servía de altar, el Templo de la Pachamama, las fuentes, la casa de los Inka , la Plaza Sagrada, el templo de la Tres ventanas, el Templo del Cóndor.

Por último y el Templo principal , donde vimos un muro parcialmente arruinado por infiltraciones de lluvia. Subimos una colina donde había el lti Intiwatana , también conocido como Reloj Solar .

Finalmente llegamos a la Roca Sagrada , una roca natural que tenía funciones rituales porque su perfil se parecía a la montaña Yanatin .

Machu Picchu el santuario Inka

En resumen, visitamos la mayor parte del sitio arqueológico durante el resto de la mañana y nos quedamos hasta que el cielo empezó a cubrirse de nubes amenazando lluvia.

Girandolando - Machu Picchu el santuario Inka

Al final, nos despedimos de Fanny y decidimos regresar al pueblo Aguas Calientes , comer algo y, a las 16:00, subir al tren, según lo programado, para Ollantaytambo .

A las 18:00 Roberto nos estaba esperando en la estación y nos trajo de regreso al hotel «Andenes al cielo», en Cuzco.

Después de despedirnos de Roberto y dejar las mochilas en la habitación, fuimos a cenar a una pizzería frente al hotel, ¡de lo que realmente no quiero hablar …!

Solo diré que nos fuimos a dormir lamentamos la elección. ¡Mañana por la mañana despertador a las 3:20 para Vinicunca las montañas del arco iris !

0
OllantaytamboPeru

Valle sagrado de los Inkas

El Valle Sagrado de los Inkas incluye el espacio geográfico con las poblaciones de San Salvador , Pisaq , Urubamba y Ollantaytambo.

En este «paraíso» fluye el río Vilcanota o Urubamba .

 Valle Sagrado de los Inkas

Antes la llegada de los conquistadores, estos lugares eran uno de los lugares favoritos de los Inkas y no solo por el clima templado sino también por el suelo fértil y el hermoso paisaje.

Estas tierras habían sido hábilmente explotadas en particular mediante la construcción de estructuras llamadas « andenes » o terrazas agrícolas.

Las terrazas estaban equipadas con un sistema de riego que permitía, principalmente en estas áreas, el cultivo casi exclusivo de una excelente calidad de maíz, llamado Paraqay (maíz blanco gigante).

La puerta a Machu Picchu : Ollantaytambo

Como ya se mencionó, Ollantaytambo es uno de los pueblos del valle sagrado de los Inkas . Por supuesto, en esa era, este pueblo fue multifuncional en el valle sagrado de los Inkas , en particular fue un centro administrativo, militar, social, económico y religioso.

La única forma de acceder a la plaza principal del pueblo era un puente que estaba muy traficado por autobuses y turistas. Obviamente en la plaza estaba la entrada al sitio arqueológico.

Valle Sagrado de los Inkas - sitio arqueológico

Roberto nos había dejado inmediatamente después del puente, mientras él fue a buscar un parking fuera del centro de la ciudad. Luis, sin embargo, nos acompañó y comenzamos la visita a las ruinas.

Ollantaytambo era un centro militar, agrícola y religioso del valle sagrado de los Inkas.

Esta aldea estaba claramente en una posición estratégica y, por lo tanto, era muy importante la administración y el control todo el valle.

Por supuesto, estos aspectos se han deducido por las construcciones que se supone sirvieron como depósitos agrícolas y también para uso militar, como muros y torres de vigilancia.

Valle Sacra degli Inkas - Resti di Ollantaytambo

Hay 150 escalones que separan la parte superior del área arqueológica con la parte inferior donde se encuentra la entrada al sitio.

Cerca de las puertas de acceso a las ruinas vimos varias piedras cortadas y pulidas listas para ser colocadas sin embargo fueron abandonadas en el césped.

Valle Sagrado de los Inkas - piedra trabajada

Seguimos adelante y llegamos a un área de Ollantaytambo donde había templos donde, probablemente, se realizaban los rituales dedicados al culto al agua.

Esta parte de la ciudad ha sido interpretada como un centro de purificación ceremonial.

El sitio arqueológico del valle sagrado de los Inkas incluye una serie de grandes espacios.

En la parte más alta de Ollantaytambo, sobresalía una pared de 6 bloques de granito bien cortados y pulidos que formaban parte del nunca concluido «Templo del Sol».

Valle Sagrado de los Inkas - Ollantaytambo - Templo del sol

Las antiguas ruinas de Ollantaytambo fueron los restos del pueblo construido por Pachacutek después de conquistar estas tierras y someter sus habitantes.

Pachacutek mando a construir cientos de impresionantes «andenes», los canales de riego, y las áreas ceremoniales y casas.

Siempre Pachacutek mando a realizar un puente para conectar el pueblo con el «Camino Inca» y otras ciudades satélites, a lo largo del recorrido que conducía al santuario de Machu Picchu

Ollantaytambo llamada también «Ciudad Inca Viviente» porque sus habitantes aún viven observando las costumbres heredadas de sus antepasados ​​que vivían en el valle sagrado de los Inkas.

Visitamos todo el sitio arqueológico en unas dos horas.
Valle Sagrado de los Inkas - Ollantaytambo
Al final nos despedimos de Luis que nos acompañó en estos dos días. Dimos las gracias por las explicaciones, las numerosas historias y anécdotas que nos contó durante las visitas a los diversos sitios arqueológicos y en la ciudad de Cuzco.

Come valuti questo blog?

Salimos del valle sagrado de los Inkas y quedamos con Roberto para el día siguiente, es decir, al regreso de Machu Picchu .

Nos detuvimos para comer «unas empanadas» en un restaurante cerca del río Urubamba que cruza el valle sagrado de los inkas. Después fuimos a la estación de tren para subir en el tren con dirección Aguas Calientes .

Dos horas de viaje durante las cuales la vegetación a nuestro alrededor cambió de árida a verde para convertirse en … ¡el bosque amazónico!

Al llegar en Aguas Calientes ya estaba anocheciendo. Nos bajamos del tren y un chico que nos estaba esperando nos hizo cruzar las vías del tren.

Entonces nos dimos cuenta de que justo en frente de las vías, a menos de diez pasos, estaba la puerta del hotel Hatun Inti Boutique donde teníamos que pasar la noche.

Fanny, de Peruresponsabile , nos estaba esperando para entregarnos las entradas al Santuario de Machu Picchu para el día siguiente.

Ella estaba informada que dos de nosotras (Anna y yo) queríamos subir la montaña Waynapicchu. Por lo tanto, además de extender el boleto de acceso a la montaña, nos proporcionó otras informaciones importantes para nuestra aventura.

El hotel en Aguas Calientes fue espectacular. Teníamos una suite con una pequeña sala de estar con chimenea, mini bar completo con todo tipo de bebidas, incluido champán y un baño enorme con jacuzzi para dos.

Lástima que solo nos detuvimos esa noche … (¡Recomiendo este hotel!) Después de una cena muy pobre en una cervecería (creo que fue Mapocha ), a pocos metros del hotel, volvimos y nos fuimos a dormir de inmediato.

INFORMACIÓN ÚTIL

– En primer lugar, hay que subir al autobús para Machu Picchu no más tarde de las 5:30 de la mañana, para tener el tiempo suficiente para visitar todo el santuario respetando los diferentes horarios de entrada en los sectores de la ciudad.
– Los palos de trekking no se pueden llevar, se dejan en el depósito.
– Está prohibido entrar con botellas de plásticos, usar «Termo».
– La subida a Waynapicchu no se recomienda para aquellos que sufren de vértigo, o para aquellos que tienen problemas de resistencia (¡no es un paseo!) Y finalmente, para aquellos que no tienen una preparación atlética mínima porque la subida es muy importante

0
MorayPeru

Moray

Moray

También en Moray , como en las otras localidades que visitamos hasta ahora, nos sorprendió el ingenio de los inkas y, sobre todo, de las poblaciones preincaicas.

Moray es un complejo de terrazas circulares y concéntricas construidas utilizando los descensos naturales de los «cráteres». También influyó la acción del agua sobre la roca caliza que se encuentra en el subsuelo. Algunos creen que estos cráteres fueron creados por impactos de meteoritos.

Moray - Andenes pre-incaicas

Las terrazas agrícolas incas de Moray tenían la peculiaridad de formar microclimas que permitían la adaptación y el cultivo de especies de plantas en función de su posición. En la parte superior, en el medio o en la parte inferior del cráter.

Moray
Después de girar entre los diversos «cráteres» de Moray y, sobre todo, después de tomar muchas fotografías, volvimos al automóvil que estaba estacionado a un lado de la carretera. Roberto di Peruresponsabile nos estaba esperando y cuando, finalmente llegamos seguimos con nuestro itinerario.

Un vez dejado Moray detras de nosotros, entramos en un camino de mulas que bajaba de las montañas. La carretera no estaba pavimentada y tenía muchos agujeros. Un camino estrecho con curvas cerradas durante todo en un descenso.

Cosa pensi del nostro blog?

Después de al menos media hora llegamos al Valle Sagrado de los Inkas.

 Moray - Valle Sagrado de los Inkas

El «Valle Sagrado de los inkas« es el área geográfica que incluye las poblaciones de San Salvador , Pisaq , Urubamba y Ollantaytambo y donde fluye el río Vilcanota o Urubamba .

Partimos hacia las salinas de Maras.

0
MarasPeru

Salinas de Maras

Las Salinas de Maras son espectaculares salinas incas ubicadas en la pendiente de una montaña, construidas ya en la era pre-inka y aún hoy están utilizadas por los habitantes del pueblo de Maras para la extracción de sal.

Pasado Chinchero, el camino continuó en la llanura.

De pronto Roberto (peruresponsabile.it) se detuvo en un área de aparcamiento al lado de la carretera. Desde ese punto se podía ver el en la distancia el Valle Sagrado de los Inkas cruzado por el río Urubamba.

Las salinas de Maras estaban justo debajo de nosotros formado por muchas piscinas que, desde nuestro punto de observación, parecían pequeños pañuelos blancos y amarillos.

Salinas de Maras - valle sagrado inka
Sorprendidas por esa vista inesperada, tomamos fotos y videos hasta que Luis y Roberto nos llamaron para regresar al automóvil e ir a las salinas de Maras antes de que se llenara de turistas.

Las Salinas de Maras son un complejo de más de tres mil piscinas poco profundas que pertenecen a 380 familias. Su uso se realiza llenando las piscinas cada tres o cuatro días con agua salada que proviene de fuentes naturales que se originan en un área llamada Qoripukyu o Fuente de oro. El agua se evapora en aproximadamente un mes y luego se extrae la sal para tratarla para el consumo de alimentos.

Salinas de Maras - piscinas de sal

Ya que las salinas de Maras se habían construido en el valle favorecido por los inkas, la sal era para uso exclusivo de la elite cusqueña.

Mientras seguíamos el camino entre las piscinas, vimos algunos hombres que sumergían los pies en agua salada hasta las pantorrillas. Aplastaban la sal y a la vez cantaban (como cuando solía presionar las uvas para hacer vino), otros, en cambio, con un palo muy grande trituraban la sal en los bordes de las piscinas.

Salinas de Maras - piscinas de sal

También había algunas chicas que llevaban bolsas de sal sobre sus hombros a la entrada de las salinas.

Ti piace il blog?

El camino en las salinas no es muy largo porque, al final, las piscinas de sal son todos similares.

Caminamos y fotografiamos la sal, las aguas rojas, los trabajadores y mientras tanto escuchamos su historia contada por Luis.

Salinas de Maras - piscinas de sal

Después de poco más de una hora, salimos de las salinas de Maras y reanudamos nuestro recorrido en dirección de Moray

0
ChincheroPeru

Chinchero

Chinchero fue el lugar elegido por el inca Túpac Inca Yupanqui para establecer su residencia (wikipedia).

Salida a las 7:30 con Roberto y Luis, de peruresponsabile.it , dirección el Valle Sagrado de los Incas .

La primera pareda fue Chinchero, una pequeña aldea donde las culturas inca y española de los conquistadores se superponen sin contrastar entre sí.

Paseando por la calle de las tienda de confección típicas artesanas, llegamos a una gran espacio delimitado por las ruinas donde se había establecido un mercado textil.

Chinchero strada con negozi

Frente al mercado textil se encontraban la iglesia Nuestra Señora de Monserrat de Chinchero y una torre construida sobre los restos de un templo inka.

La ingeniería inka era reconocible por las piedras bien pulidas y perfectamente colocadas.

Estábamos en medio de las montañas.

Los pocos edificios de Chinchero eran blancos y destacaban en medio de la vegetación y las montañas de la zona.
Chinchero

Bajo la iglesia y la torre de Chinchero habían majestuosas terrazas agrícolas dispuestas en tres lados del valle, este, sur y oeste, descendían varios metros debajo del pueblo.

Estas terrazas eran de forma de ] (semi-rectángulo) enormes, y descendían en forma de grandes grandes escalones.

Chinchero terrazzamenti

Las terrazas eran formadas por paredes de soporte y entre las diversas piedras de las paredes se destacaban algunas de ellas especialmente hechas para formar peldaños para subir o bajar de una terraza a otra.

A lo largo de los muros de contención se podían ver los canales para regar los campos de las terrazas.

Luis nos dijo que Chinchero era un área agrícola muy importante debido al microclima que permitía el cultivo de cereales y vegetales.

Curiosidad
En Chinchero, uno de los mercados indígenas más típicos de la región se celebra todos los domingos por la mañana, donde se puede comprar frutas tropicales, hojas de coca, sal de Maras, papas, habas, etc. Entre los residentes indígenas se sigue practicando el trueque desde en el periodo inka.

De regreso al coche, salimos hacia las salinas incas de Maras.

Ti piace questo blog?

0
CuzcoPeru

Qué ver en Cuzco

¿Qué ver en Cuzco?

De regreso de Sacsayhuaman, nos metimos en la ciudad.

Le preguntamos a nuestro guía: ¿qué ver en Cuzco? ¡Luis respondió que una semana no sería suficiente para conocer Cuzco! Y nos acompañó al monasterio de Santo Domingo, o Qorikancha, el «templo del sol» más importante, rico y sagrado de todo el Tawantisuyo (imperio Inka).

¿Qué ver en Cuzco? - Monastero de Santo Domingo

Dentro de la estructura había varios templos dedicados a varios Dioses, no solo el dios Sol, sino también la diosa Suna, Estrellas, Rayos, Madre Tierra, Agua, Arco iris y el dios Viraqocha (el dios más importante, creador del sol, de la luna y de las estrellas y que había formado los hombres de arcilla).

Además, las momias de los Inkas y sus esposas residían en el Qorikancha, así como todas las ricas ofrendas traídas por los cuatro «Suyos» (regiones incas) del imperio.

¿Qué ver en Cuzco? - Qorikancha

Sin mencionar el jardín dedicado al Sol (Inti) donde se cree que había estatuas de tamaño natural representando plantas y animales. Totalmente hechas de oro y plata.

Cuando los españoles conquistaron Cuzco, los templos y palacios inkas fueron divididos.

En consecuencia, Juan Pizarro (hermano de Francisco Pizarro) tomó posesión del Qorikancha que luego donó a la orden dominicana.

Por otro lado, los frailes dominicos construyeron de inmediato la iglesia y el convento de Santo Domingo, estructura religiosa más antigua de Sur América. Los restos del Qorikancha se pueden visitar dentro del convento a los lados del claustro principal.

Luis nos dijo que los españoles no pudieron «desmantelar» los templos de Cuzco para reutilizar las piedras y, por lo tanto, construyeron sus edificios sobre las ruinas. Aquí también hemos visto las piedras suavizadas y perfectamente asentadas.

Las paredes tenían forma piramidal para soportar los terremotos frecuentes en el área. En particular, hemos visto una piedra con 14 esquinas posicionadas y perfectamente unidas a las piedras circundantes.

¿Qué ver en Cuzco? - Qorikancha

Visitamos el monasterio acompañado con muchos turistas como nosotros. Luis nos contó sobre los diversos eventos que ocurrieron con el tiempo durante la construcción y reconstrucción por los dominicanos y, después de más de una hora, salimos.

Hicimos la ruta «qué ver en Cuzco».

Come ti sembra il nostro blog?

Llegamos a la «plaza de Armas» pasando por la calle trasera del monasterio y desde donde pude apreciar la construcción inka dominada por la española.

En la plaza Luis nos despidió quedando con nosotras para el día siguiente.

¿Qué ver en Cuzco? - Qorikancha

Después de un almuerzo rápido en un bar local, salimos a paesear nuevamente para qué ver en Cuzco.

Una pizca de historia
Los inkas dieron el nombre de Qosqo a la ciudad. El significado era «ombligo o centro del mundo». Qosqo era la capital de Tawantisuyo y la ciudad sagrada más importante del mundo andino. Pachakuteq reestructuró el antiguo Cuzco dándole la forma de un puma y lo dividió en dos partes: el Cuzco superior (Hanan Qosqo) y el Cuzco inferior (Urin Qosqo). El centro del ciudad era la actual plaza de Armas.

Luego fuimos a la calle del Sol donde asistimos a una demostración de baile de estudiantes universitarios que habían ganado algo que no entendí.

¿Qué ver en Cuzco …?

Seguimos por las calles y llegamos en el «mercado de San Pedro«, un enorme mercado cubierto, dividido en áreas textiles, souvenirs, plantas, frutas, bares y comida variada, ¡muy folklorístico!

¿Qué ver en Cuzco? - Mercato San Pietro - CuzcoLuego regresamos al centro pasando por las calles entre edificios coloniales también construidos sobre las paredes lisas hechas por los inkas.

¿Qué ver en Cuzco?

Los edificios! Casi todos los edificios en Cuzco tenían balcones cerrados con ventanas de madera, algunos de color azul, otros verdes y otros en cambio, conservaban el color original de la madera.

Nos detuvimos en varias tiendas para comprar regalos y finalmente volvimos a la plaza de Armas.

La plaza tiene forma rectangular con una zona peatonal con pequeños jardines y en el centro destaca la estatua de bronce del último Inka, Atahualpa .

En un lado de la plaza se encuentra la catedral «Nuestra Señora de la Asunción» construida de manera similar al resto de los edificios coloniales, sobre los restos de un palacio inka (Kiswarkancha) en 1560 y terminado en 1654 con piedras «tomadas» en Sacsayhuaman.

¿Qué ver en Cuzco?
La iglesia de la Compañía de Jesús construida entre 1651 y 1668 sobre las ruinas del palacio (Amarukancha) del Inka Wayna Qhapaq (padre de Atahualpa), se encuentra a la derecha de la catedral.

¿Qué ver en Cuzco? - Plaza de Armas - Cuzco

Frente a la catedral, al otro lado de los jardines hay un porche con tiendas y restaurantes.

Al final, a las 20:30 volvimos al hotel, cansados ​​de tanto andar por la ciudad.

Teníamos que organizarnos porque los días siguientes habrían sido exigentes. Preparamos la mochila para lo próximos dos días y nos fuimos a dormir.

Los Inkas dividieron el universo en tres áreas interconectadas entre sí y generadas por un dualismo:

Hanan Pacha, el mundo celestial o el mundo de arriba (futuro), lugar donde vivían los dioses;
Kay Pacha, el mundo terrenal (presente), donde residían los seres vivos y, al mismo tiempo, era el punto de unión con los otros dos mundos;
Uku Pacha, el mundo de los muertos o del subterráneo (pasado), donde vivían los antepasados ​​y la fuerza de la fertilidad.

Estos tres mundos fueron representados por los tres animales más importantes de los Inkas:

condor, símbolo del sentido común, la sabiduría y el mensajero de los dioses, además de ser el vínculo entre los tres mundos;
puma, representa la fuerza, el poder, el valor, las cualidades asociadas con la tierra y que pueden ser intermedias entre las fuerzas terrenales y sobrenaturales;
serpiente (Amaru), considerado un símbolo de agua y asociado con cualidades fertilizantes y rayos que anuncian lluvia.

El concepto de dualismo es otro parámetro importante en la visión «andina», fue el principio para el orden y la organización de las normas en las relaciones entre los hombres y con el mundo exterior.

Hanan – mundo de arriba, la mano derecha, hombre, positivo, etc.
Urin – mundo subterráneo, mano izquierda, femenino, negativo, etc.

 

Recomendado:

Restaurante «Marcelo Batata».
Visita guiada a Qorikancha y museos arqueológicos.

Storia del Sud America

0
PeruSacsayhuaman

Sacsayhuaman

Finalmente fuimos a Sacsayhuaman . Comúnmente llamada fortaleza porque los «conquistadores» cuando la vieron, la encontraron similar a las fortalezas europeas y, sobre todo, porque fue el lugar de conflictos bélicos como la deposición de Manko Inka en 1536.

Sacsayhuaman - Mura

Esta arquitectura megalítica fue planeada y empezada por el Inka Pachakutec y luego completada por su nieto Huayna Qhapaq.

Se necesitaron más de 20,000 hombres y más de 70 años para construir Sacsayhaman.

Sacsayhuaman se encuentra a 3500 m.s.n.m. en tres «terrazas» en forma de zigzag que los estudiosos han asociado con los tres «tiempos» de la tormenta: rayos, relámpagos y truenos. Al mismo tiempo, podría ser la representación del concepto de división del universo (mundo de arriba, mundo terrano y mundo de abajo).

Caminamos siguiendo Luis (peruresponsabile.it) quien nos explicó dónde estaban ubicados el templo, los depósitos y los canales de riego. Los muros eran 300 metros de largo y fueron construidos con enormes piedras, unidas con una precisión impresionante. Pasamos cerca de enormes bloques de piedra de 9 metros de altura, también perfectamente unidos.

Qual'è la tua opinione sul nostro blog?

¡Es increíble pensar cómo fue posible que los Inkas arrastraran las piedras de las canteras cercanas (no conocían la rueda), las pulieron y las colocaron de esa manera tan perfecta!

¡Sacsayhuaman me gustó muchisimo! Paseamos entre estos muros, la mayoría de los cuales están en excelentes condiciones.

Sacsayhuaman - Fortezza

Volvimos a Cuzco entusiasmadas de las visitas realizadas y sobre todo de Sacsayhuaman que, seguramente, fue el sitio arqueológico más grande y hermoso y desde donde hemos visto y fotografiado el panorama de la ciudad de Cuzco.

0
PeruQenqo

Qenqo

Qenqo es una palabra quechua que significa «zig zag» o «laberinto«.

Qenqo

Entramos en el sitio arqueológico de Qenqo e inmediatamente notamos una roca de piedra caliza con forma de ‘pirámide’ que probablemente debe haber sido la razón de la construcción de este centro ceremonial.

Según algunos estudios arqueológicos realizados en el lugar, parece que Qenqo fue dedicado por los Inkas a la diosa «Pachamama» (Madre Tierra). Esto se debe a que se creía que aquí se realizaban funciones destinadas a los cultos agrarios y astronómicos.

En la plaza con la grande piedra caliza en el centro, hay un pequeño anfiteatro con 19 nichos. Particularmente utilizado durante las funciones públicas ya que, en su interior, se insertaban las momias de los Inka para que, según su creencia, pudiesen participar a los ritos.

Qenqo - Affioramento calcareo

Detrás de la plaza empieza un camino entre rocas inclinadas que se tocan en la parte superior para formar un techo. El camino llega a un gran espacio abierto y luego continúa hacia una cueva con un altar de piedra en el interior.
Qenqo - Sedute inkas

El nombre Qenqo se le dio porque encima de las rocas sobre la cueva con el altar, hay un canal de drenaje estrecho que tiene un camino en zigzag y termina con un agujero justo encima del altar en la cueva.

La hipótesis del la investigación arqueológica realizada es que este canal se utilizó para hacer fluir la «chicha», una bebida hecha de maíz fermentado, o de manera similar para el flujo de la sangre de los seres humanos sacrificados durante los ritos religiosos.

Luis de peruresponsabile.it, también nos dijo que la roca en forma de pirámide de Qenqo podría representar un falo símbolo del intermediario entre el mundo celestial y el mundo terreno, por lo tanto, el «medio» para el nacimiento de un ser vivo.

Qenqo - Sentiero tra le rocceSin embargo, el largo camino entre las rocas podría representar el útero y, por lo tanto, el «camino» del que nace un ser humano. Finalmente, la cueva, siempre simbólicamente, representaría la tumba o el lugar donde va el ser humano cuando muere.

Ti piace Girandolando?

La visita duró mucho tiempo porque Qenqo es bastante grande y rica en historia.

¡Fue una experiencia muy agradable y, en particular, fue interesante visitar estas ruinas para descubrir los aspectos rituales del mundo Inkas!

Volvimos al coche para la siguiente visita a Sacsayhuaman.

0
PeruPuka Pukara

Puka Pukara

Puka Pukara se encuentra justo delante de Tombomachay se puede llegar andando en unos minutos. Este lugar también nos pareció un pequeño asentamiento no como Tombomachay pero no mucho más grande.

Entrata a Puka Pukara

Puka Pukara, traducido del quechua, significa «Fortificación roja» probablemente este nombre fue dado por los inkas porque el color de la tierra circundante es de color rojo oscuro.

Después de salir del automóvil, andamos por un sendero hasta un pequeño portal en piedra desde donde accedimos al sitio arqueológico. Restos de las construcciones estaban separadas a los lados del centro neurálgico.
Panorama Puka Pukara

La «Fortificación roja», como muchas otros lugares inkas, era un centro con diferentes funciones: religiosas, sociales, económicas, etc.

Esta aldea probablemente sirvió como «tambo» o como un depósito «estatal» y centro de apoyo para la corte que seguía a los Inka a los baños purificadores.

Rovine di Puka Pukara

Dentro del sitio arqueológico, vimos vallas hechas con piedras sin pulir, así como los restos de las murallas y pequeñas casas. Seguimos un camino que rodeaba el lugar.

Dacci un'opinione sul nostro blog

Pasamos por plazas, ruinas de casas o bodegas, en particular, eran evidentes pequeños canales para el agua.

Probablemente, debido a su ubicación, Puka Pukara también fue un puesto de vigilancia y control de tránsito hacia y desde Cusco.

Salimos de Puka Pukara después de aproximadamente una hora. Luis (peruresponsabile.it) nos llevó de regreso al siguiente sitio arqueológico y fuimos a Qenqo.

0