Cruz del Condor

Cruz del CondorPeru

Cruz del Cóndor

Cruz del Cóndor, donde los majestuosos cóndores navegan por los cielos.

A las 5 de la mañana, muy puntual, estábamos fuera del hotel y el equipaje cargado en el autobús.

Después de esperar a un turista que debido a problemas con la altitud tuvieron que ayudarle con el oxígeno, a las 6 finalmente salimos para la “Cruz del Cóndor“.

En una altura del valle del Colca donde los Cóndores tienen sus nidos y desde donde vuelan en busca de alimento, existe este punto de observación llamado Cruz del Cóndor.

Pasamos por un par de hoteles para recuperar al resto del grupo dislocada en el valle y nos detuvimos en Yaque, una antigua aldea ex colonia española.

En la plaza de Armas asistimos al baile de amor “Huititi“.

Frente la plaza de Armas, hay una iglesia del año 1650, la “Iglesia Virgen del Rosario“, que fue destruida por el terremoto en 1995 y por esta razón todavía está en proceso de restauración.

En el interior se puede reconocer el estilo barroco típicamente español, en particular el altar.

En la plaza finalmente pude encontrar el “sombrero”.

Luego salimos en dirección de la Cruz del Cóndor.

Las altas montañas del valle, a los lados del río Colca, forman el segundo cañón más alto del mundo con 3400 m de profundidad, detrás del cañón de Catahuasi, entre Lima y Paracas.

valle del colcaAl llegar al punto de observación, la Cruz del Cóndor, bajamos con las cámaras. Ronald, nuestro guía, nos dio más de una hora de tiempo para tomar fotos, por lo tanto buscamos inmediatamente un buen lugar para esperar e inmortalizar a los majestuosos Cóndores.

Durante el viaje para llegar a la Cruz del Cóndor, Ronald nos explicó que los nidos de los cóndores se encuentran en el medio del valle, más precisamente en puntos no muy altos de las montañas.

Los nidos están ocultos entre las rocas para proteger los huevos y los polluelos de otros depredadores.

Los cóndores ponen un huevo (rara vez dos) cada dos años más o menos, es decir, el tiempo que necesita el recién nacido para aprender a volar. Son monógamos y viven 60/70 años. Los machos adultos pueden alcanzar una altura de 120 cm y una envergadura de 280 cm, las hembras son más pequeñas.

Además, los machos adultos se destacan por un collarín de plumas blancas en el cuello y plumas blancas en la parte superior de las alas. Tienen, también, una cresta en la frente. Las hembras son de color marrón, son más pequeñas y no tienen cresta. Los cachorros de cóndor también son marrones pero con la cresta.

condorVimos una especie de baile de cóndores volando de un lado a otro.

El punto de observación de la Cruz del Cóndor se compone de dos ubicaciones a unos diez metros de distancia que permite ver el valle y, por lo tanto, los cóndores.

Me impresionó la majestuosidad de sus movimientos en vuelo, y sobre todo la forma de girar la cabeza, cautelosos, en busca de presas.

No parecían en absoluto preocupados por la gente que fotografiaba con insistencia.

Come ti sembra il blog?

La experiencia en la Cruz del Cóndor fue uno de los mejores momentos del viaje que nunca olvidaré.

volo del condorEl panorama con las altas montañas heridas por senderos de mulas (probablemente del período inka), los cóndores que volaban y luego descendían rapidamente, el río Colca fluyendo en el fondo del valle y a lo lejos las terrazas agrícolas que parecían escaleras a las montañas, el sol alto en el cielo…

¡Todo en una emoción única!

cruz del condorPasamos un par de horas entre avistamientos y fotografías hasta que nos llamó Ronald y volvimos al minibus para regresar a Chivay.

Llegamos al terminal de autobuses 4M donde tomamos un autobús que nos llevaría a Puno en 6 horas.

Paramos en las “Lagunillas”, lagunas donde se detienen algunas aves migratorias. Llegamos a Puno a las 19:30. En la terminal, César nos estaba esperando, de peruresponsabile, quien nos acompañó a nuestro nuevo hotel, “Tierra Viva Puno“.

Estábamos tan cansadas del viaje que no fuimos nisiquiera a cenar, directamente a dormir en previsión del madrugon del día siguiente.
0